En 1907 los chicos y chicas del pueblo para dar mas vistosidad a las procesiones de Semana Santa encarnaron con ricas vestimentas los personajes del Antiguo Testamento, Moisés, Abraham, , Isaac, David, etc. Y las mujeres representaron a los personajes bíblicos: Ruth, la reina de Saba, Abigail, Mariah Salome, la Magdalena, la Samaritana, la Verónica, y otras que portaban los símbolos de la pasión, como los clavos y martillos, la caña y esponja, escalera, sudario, monedas, la hiel y vinagre.

Posteriormente las esclavas de la Dolorosa establecen las sibilas, 12 niñas vestidas según las antiguas costumbres orientales, llevando un pequeño estandarte alusivo a las principales profecías que anunciaron la vida, pasión y muerte de Jesucristo, así son Pérsica, Delfica, Eritrea, Samia, etc.

La tradición se mantiene de generación en generación dentro de las familias..