Distinción creada por la Junta Coordinadora. Tiene por finalidad reconocer la entrega y trabajo en pro de la Semana Santa de Calanda. Es un título de carácter local. Hasta la fecha se han concedido los siguientes Tambores de Oro:

A D. Isidro Escuin, “Rabalera”, tamborilero que representa toda la tradición de amor a los redobles.

A D. Gonzalo Gonzalvo, sacerdote, antiguo párroco que realizó una inmensa labor en defensa del ritual de Semana Santa.

A los putuntunes que encarnan los quintos y que representan a la Cofradía del Santisimo, por el mantenimiento de una costumbre ancestral.

A Dª. Carmen Aguilar, Esther García e Isabel Barberán, encargadas del cuidado y acompañamiento de las penitentas, por su solidaria labor y ejemplar actuación.

En 2011,a D. Miguel Franco Anadón, presidente que fue muchos años de la Ruta del Tambor y del Bombo, por el mantenimiento y defensa de la tradición y por los vínculos de amistad con la villa de Calanda.

En el año 2013, se le hace entrega a D. Joaquín Bosque del premio Tambor de Oro.